El clickbait es una práctica conocida de copywriting que busca generar clicks o ingresos por medio de títulos sensacionalistas, el usuario curioso por naturaleza suele caer en esta táctica.

Al termino clickbait se ha traducido y se conoce de distintas formas “ciberanzuelo” o “cibercebo”.

Con este método los clicks en las entradas de tu página web parecen ser buenos, pero al final no son tan valiosos.

El clickbait es efectivo al momento de generar números positivos inmediatos en la página web de tu marca pero al mismo tiempo la persona atrapada por esta técnica puede convertirse en un potencial detractor de tu marca.

clickbait

La popularidad de un contenido no necesariamente traerá resultados positivos reales para tu negocio.

Además, construir cualquier estrategia (o cualquier cosa en la vida) en base a mentiras no es bueno.

El uso del clickbait no es recomendado

La primera razón por la cual no debes realizar clicksbaits  involucra la ética y la moral, le corresponde a cada individuo pensar si le gustaría ser “engañado” por una marca.

Tomando en cuenta que en la era digital las personas están buscando contenidos y figuras online cada vez más genuinas y verdaderas, será mejor no nadar contra la corriente.

Lo que muchas personas pueden olvidar es que necesitamos tener el éxito del cliente como prioridad antes de que este de hecho realice una acción.

Si te sientes fastidiado al caer en un clickbait, imagina a miles de personas sintiendo lo mismo y asociando ese sentimiento a tu marca.

Varios de los miles de clics que han llegado a nuestra página web podían realmente haberse interesado en nuestra estrategia. Sin embargo, se han transformado en potenciales detractores de la página tras haber sido engañados por el clickbait.

En la actualidad, donde lo online tiene el poder de impulsar o debilitar cualquier marca es importante pensar en la forma como quieres que tu empresa sea vista.